Blog

La clave de la Marcha Nórdica… ¡sus bastones!

Los bastones de Nordic Walking son distintos a los de trekking o senderismo, con características fundamentales que hacen posible completar su beneficiosa técnica.

Son ligeros, fuertes y tienen la pieza más característica de la Marcha Nórdica, la dragonera, que se ajusta a la mano y se integra en la empuñadura.
Para practicar Nordic Walking encontramos bastones de longitud fija, y otros de longitud ajustable.
Un bastón de Nordic Walking de calidad tendrá una caña, normalmente, de fibra de carbono. Cuanto más porcentaje de este material, más caro será el bastón. Un contenido alto en carbono aporta, un peso de balanceo menor, mayor amortiguación, así como mayor rigidez en el bastón y por tanto mejor transmisión de la fuerza.
Un contenido alto en carbono puede ser recomendable para una persona que entrena frecuentemente y a una intensidad alta, tiene una lesión o condición que se pueda ver agravada por cualquier tipo de impacto al plantar el bastón, o camina frecuentemente por superficies duras, como el asfalto.
En cuanto a las dragoneras, dependiendo del bastón hay diferentes estilos, aún así tienen características comunes. La dragonera tiene que apuntar hacia el cuerpo. Es importante asegurarse que no esta torcida, así como introducir el dedo pulgar por su agujero, y el resto de los dedos por el otro.
Comprueba el ajuste extendiendo el brazo completamente detrás del cuerpo abriendo la mano, Debería ser posible formar una linea recta trazándola desde el hombro a la punta del bastón con una posición recta de la muñeca y brazo. En el caso de que la dragonera impida este movimiento, quiere decir que está demasiado justa. La dragonera estará demasiado holgada si la sensación es de “pérdida del bastón” cuando la persona suelta la empuñadura.
¿Ya tienes tus bastones? ¡A caminar!
Alma Nordic Walking Valencia
Marcha Nórdica